martes, febrero 12, 2008

Edulcorantes y autorregulación organísmica

Estraido de El País "Los edulcorantes contribuyen a aumentar el peso"
Científicos estadounidenses han comprobado que los edulcorantes sin calorías favorecen el aumento de peso y de los niveles de grasa en el cuerpo, según un estudio que han realizado con ratones. Los expertos creen que, al romper la relación entre la sensación de dulzor y los alimentos de elevadas calorías, el cuerpo se confunde y le es más difícil regular los productos consumidos.

La revista científica "Behavioral Neuroscience" recoge, en su número de febrero, un artículo de los científicos Susan E. Swithers y Terry L. Davidson en el que se pone de manifiesto que los animales alimentados con azúcares artificiales ganaron más peso, más grasa, y más calorías, que los que consumieron glucosa (edulcorante natural).

Los científicos y sus compañeros, de la Universidad Psicológica de Purdue en Indiana, apuntan a que este fenómeno se debe a que el cuerpo anticipa muchas calorías cuando prueba un alimento o bebida dulce, ya que los alimentos dulces tienen normalmente un elevado número de calorías.

Tal y como sucede con la ley del reflejo condicionado de Pavlov -en la que un perro salivaba al oír una campana aunque no hubiese comida-, el experimento demuestra que los animales que consumen un producto dulce desarrollan una respuesta anticipada ante dicho alimento.

Todavía no se ha probado en humanos

A pesar de que el estudio no ha sido probado con humanos, los investigadores manifiestan que sus resultados pueden estar relacionados con la evidencia de que las personas que consumen bebidas sin calorías son más propensas a padecer obesidad y otros síndromes metabólicos.

Estos nuevos datos completan una investigación previa de este equipo de Indiana según la cual los animales que consumían productos con sacarina tendían a comer más que aquellos que se alimentaban de comida dulce con elevadas calorías.