lunes, octubre 15, 2007

Canet Rock 75



Alguien lo colgo en Stage 6

Algo sobre el penultimo Canet en el "el mundo"


La primera etapa de la llamada 'edad de oro' abarca los años en que muchos músicos hispanos aprendían a soñar con el rugir eléctrico y utópico del rock. Mientras el dictador amenazaba con morirse, su régimen se aferraba a regañadientes al triunfo de la fuerza sobre la razón y seguía apretando los cuellos: "El 2 de marzo de 1974, Salvador Puig Antich es ejecutado por el método del garrote vil en la prisión Modelo de Barcelona. Fue la última víctima del franquismo ajusticiada con este inhumano artilugio. Puig Antich pasó sus horas finales en la cárcel mientras esperaba su ejecución tocando una guitarra y escribiendo apuntes personales".

El mundo del rock vivía su particular desazón durante el declive de Franco, sobrellevando cierta sensación de desarraigo en la España de ‘Heidi’, el ‘1, 2, 3... responda otra vez’ y ‘La casa de la pradera’. Era una época marcada por la formación de grupos como Los Canarios, Vainica Doble o Solera. Un ambiente paranoico donde cualquier provocación de tintes rockeros se pagaban caro. El propio Miguel Ríos, trabajador infatigable aún hoy, pasó tres meses en el hospital penitenciario de Carabanchel por culpa de la Ley de Vagos y Maleantes, acusado de llevar en el bolsillo una 'china' de 'costo'. No había tal delito, aunque sí estaba reciente aquel ‘Concierto de rock y amor’ en el que Miguel arengó a la multitud: "¡Que se enteren en la Puerta del Sol de que estamos vivos!". Y vaya si se enteraron.

Esta etapa termina con el fenómeno del 'rock laietano' y la posprogresía en Cataluña, culminado con el festival Canet Rock celebrado en 1975 en Barcelona; una actuación prohibida por el Gobierno, que reunió en su cartel a nombres como María del Mar Bonet, Pau Riba, Lole y Manuel o Sisa.