jueves, julio 28, 2005

Nuevos Aportes al enfoque Gestaltico:su inserción en el presente y su proyección futura

Ponecia de Carlos A.Vinacour públicada en las paginas de en el Instituto Gestalt de Sao Paulo, una interesante reflexión historico sociologica desde su fundación y su proyección de futuro apostando por una visión integradora sociofilosofica y hasta politica.

Se pueden encontrar más textos de este autor y otros pero en portugues aqui

MESA REDONDA: "NUEVOS APORTES AL ENFOQUE GESTALTICO: SU INSERCION EN EL PRESENTE Y SU PROYECCION FUTURA

VI CONGRESO INTERNACIONAL DE GESTALT
17 de junio de 1995

CARLOS A. VINACOUR

Hace unos meses apareció en Buenos Aires un nuevo libro de psicoterapia gestáltica. Como tantos otros buenos libros del tema, lo editó nuestro amigo Pancho Huneeeus -de Chile-

a través de su editorial Cuatro Vientos. Se llama "Fundamentos de la Gestalt" y está escrito por Joel Latner un gestaltista norteamericano del grupo que junto con Tobin y Yontef, se han preocupado por profundizar en la teoria de la gestalt.

En el prologo Pancho transcribe una carta de Latner en donde entre otras cosas dice:

" ... aquí, en el país de la no-historia, no está en boga (se refiere a la Terapia Gestáltica), incluso diría que está en el otro extremo de lo que fue su posición de bastante notoriedad de hace veinticinco años atrás (la carta esta fechada en enero del '93, hace dos años y medio). Ya no está en la mirada del público ni de los profesionales. El interés acá ahora no es ni generoso ni sofisticado. Más bien, esta puesto en los tratamientos breves, de bajo costo, y para problemas específicos: alcoholismo, depresión..."

Más adelante agrega: "...Muchos de los que se vieron atraídos a la TG porque veían en ella una promesa de solución rápida y total, la han dejado en favor de otras cosas. Hay menos contribuciones de artículos al Gestalt Journal y en su mayoría son intentos de alinear a la Gestalt con intereses convencionales tales como el desarrollo infantil...."

En los últimos parrafos concluye diciendo: "...el legado de Fritz ha sido familiar a muchos con unas pocas cosas acerca de la TG, las técnicas de la silla vacía y la silla caliente. Si es que hubo más ha sido olvidado. También (se) ha limitado la TG de haber sido una parte vital y desafiante de la psicoterapia y el tratamiento (hasta llegar) a ser solo un enfoque marginal de influencias orientales diluidas, y (no más que) la suma de unas cuantas técnicas dirigidas a la confortable e inhibida clase media con dificultades de expresión."

Pancho agrega en ese prólogo que el piensa que "la TG californiana de los años 60 no se ha perdido del todo..." "...en todo caso, la Gestalt no está en vías de extinción, ni mucho menos -aunque sí está evolucionando." dice el.

Quisiera tomarme el atrevimiento de plantear una frase platónica que hace al asunto que tratamos:


LO QUE ESTA ATRAVESADO POR EL TIEMPO NO PUEDE PERMANECER IGUAL A SI MISMO. ES Y DEJA DE SER TODO EL TIEMPO. ESTA NECESARIAMENTE EN UN CONSTANTE CAMBIO. EN OTRAS PALABRAS, LO MORTAL ES SIEMPRE DIFERENTE A SI MISMO. SINO SERIA DIVINO, PERTENECERIA AL ORDEN DE LOS DIOSES.

Y pensando en un sentido más heideggeriano, lo verdadero, sea lo que fuere lo verdadero, yo creo que está más del lado de lo mortales que de los dioses, es decir del lado del cambio: está atravesado por el tiempo.


Este prologo viene a cuenta porque para hablar de la gestalt, su inserción en el presente, la crisis por la que aparentemente pasa, según Latner, y su posible proyección en el futuro, creo que primero hay que tener muy en cuenta de donde parte.

El primer libro de Perls "Yo, hambre y Agresión", data de 1947, y si bien ahí empieza a exponer sus primeras ideas originales, lo hace todavia un poco atado a su bagaje freudiano, es en realidad un libro de transición.

En contraposición el segundo escrito, que aparece cuatro años más tarde, en 1951 ya está sólidamente edificado en su concepción gestáltica.

Ese libro se llama "Gestalt Therapy" y son en realidad dos volúmenes. El primero volcado más a las aplicaciones prácticas está escrito en colaboración con Ralph Hefferline, un catedrático de la Universidad de Columbia, y el segundo de claros contenidos teóricos está escrito en colaboración con Paul Goodman.

Esto último es un dato que a mi entender se ha dejado muy de lado y no se le ha dado el peso que creo tiene.

Perls, si bien es el representante más conocido de los inicios de la Gestalt, no es en cambio su único fundador.

El libro que funda la Psicoterapia Gestáltica fue escrito por tres autores, verdaderos padres del movimiento gestáltico.

Quiero detenerme especialmente en uno: Paul Goodman. Entre otras cosas porque la influencia de Hefferline fue en verdad escasa. Ha sido solo un investigador circustancial de técnicas y no conozco mas que su coautoria en el libro mencionado.

Paul Goodman en cambio ha tenido en el movimiento gestáltico una influencia ideologica mucho más importante que la que generalmente se le reconoce.

Goodman es junto con Norman Brown el líder de la contracultura norteamericana de los años sesenta. Goodman y Brown fueron en los EE.UU. lo que Marcuse fue en Europa. Y para mi no es casual la referencia de que sea con Goodman con quien Perls escribe los elementos teóricos de su Gestalt Therapy.

QUE ES LA CONTRACULTURA

La contracultura norteamericana, junto con el mayo francés y algunos movimientos de liberación latinoamericanos son los primeros movimientos sociales, si pueden llamarse tales, que creo yo, denuncian la crisis de la modernidad.

QUE ES ENTONCES LA MODERNIDAD

La modernidad ha sido el planteo filosófico que nos ha regido en los últimos 4 siglos.

La tesis de la modernidad (que se inicia en el Renacimiento en los siglos XV y XVI) dice que solo desde la verdad racional se puede entender la realidad.

La Razón es la gran ordenadora y es la que asegura el progreso social, la libertad, la soberanía de los pueblos y la justa distribución de las riquezas. Todo es posible bajo el imperio de la razón y el progreso tecnoindustrial, dice la modernidad.

Lo medular del proyecto moderno es:

A) un mundo diseñado racionalmente,

y B) la fe ciega en la experimentación científica.

En los año sesenta esto está haciendo agua, es la época de la guerra fría, Vietnam, los norteamericanos sienten la bomba atómica sobre sus cabeza.

En este estado de cosas surgue la contracultura; los movimientos contraculturales norteamericanos denuncian todo esto, los jóvenes hippies, los beatnicks y la nueva izquierda estudiantil americana irrumpen planteando la necesidad de una nueva cultura en donde lo no intelectivo, es decir la sensibilidad y el sentimiento, pueda prevalecer por sobre la tecnocracia y puedan crear un nuevo paradigma de bondad, verdad y belleza, frente al paradigma del consumismo, el status social y las guerras. Es decir plantean una guerra abierta a lo racional, a lo intelectivo.

Hay que volver al hombre natural, dicen, y crear comunidades a la medida del hombre.

Siempre que elementos no humanos, es decir culturales, doctrinas, ideologías o bienes materiales, adquieran una importancia mayor que las necesidades de la vida humana y el bienestar tendremos alienación.

En ese sentido siguen diciendo, el terrorismo revolucionario (una doctrina) es solamente la contrapartida de la explotación capitalista.

Figuense como este que es el planteo de la contracultura lo es tambien de la gestalt.

La conclusión es que la Gestalt no aparece solamente como una respuesta al psicoanálisis acartonado y rígido de los 50, es la terapia que da el sustento psicológico a la contracultura.

COMPAREMOS

TESIS N°1

A) CONTRACULTURA: La tesis de los 60 era rebelión, protesta social y experimentación y expresión del afectos.

B) TERAPIA GESTALTICA: La tesis central de Perls, que plantea junto con Goodman en Gestalt Therapy, es que los conflictos internos no son el tema de la psicoterapia, si dejamos funcionar al organismo, el sistema interior espontáneamente se autorregula, el problema surge cuando lo social se introyecta y desorganiza a ese sistema interno. Gran parte de la psicoterapia consiste en desenganchar las fuerzas externas para que no molesten dentro y causen disturbios en la autorregulación organísmica.

Si el individuo logra virar un exceso de atención puesta en las exigencias socioculturales y permite centrarse en los procesos del darse cuenta que lo conectan con su sí-mismo, el organismo por sí solo logrará su autorregulación y por lo tanto su equilibrio.

Dice Perls en Exploration and Human Potentialities de 1966: "La competitividad, la necesidad de control, la exigencia de perfección y la inmadurez son características de nuestra cultura actual. De este trasfondo es que emerge la maldición y la causa de nuestra conducta social neurótica. En un contexto así ninguna psicoterapia puede ser exitosa".

TESIS N°2

A) GESTALT: La otra gran tesis de la gestalt es la dignificación de la agresividad.

El planteo es que no hay que desconectarse de las cargas agresivas sino mas bien dejarlas expresarse. Cuando nos comportamos de forma urbana y educada, perdemos de vista nuestro pasado prehistórico donde la fuerza y la agresividad fueron parte de nuestro compartimiento, de la misma manera que las emociones tiernas. Los entornos urbanos de la tecnocracia restringen este lado de nuestra naturaleza, la gestalt terapéutica de Perls propone la libre expresión de las emociones agresivas.

B) CONTRACULTURA: Paralelamente la gestalt sociológica de Goodman considera que la no violencia de los pacifistas a ultranza es innatural e inaceptable y que para evitar la guerra y la destrucción, lo natural es la pelea a puñetazos de los manifestantes antivietnam, que permite que la ira se manifieste.

TESIS N°3

Por último el Goodman propulsor de las comunas a la medida del hombre y el Perls instalado en Esalem o diseñando el kibut gestaltico de Canadá, son solamente dos manifestaciones del mismo espíritu político y filosófico.

Hasta donde yo se, nunca antes una escuela psicoterapeutica se había identificado tanto con una propuesta de cambio social y nunca antes una psicoterapia fue tan identificada por el gran público con un movimiento (el contracultural).

Aceptémoslo hoy a mediados de los noventa las propuestas del movimiento contracultural no prosperaron.

La gestalt como parte de un proyecto terapéutico demostró que pueden hacerse cosas bastante interesantes más alla de los rígidos acartonamientos psicoanalíticos de los años cincuenta, y la comunidad terapéutica inteligente lo asimiló.

En cambio la gestalt como proyecto socia, fue ampliamente absorbida por el sistema. Los yeans rotos del hipismo hoy tienen marca y son muy caros, las comunidades, son una rareza y no el paradigma del cambio, el Bill que fumaba marihuana y manifestaba frente a la Casa Blanca hoy es presidente y el teórico de la liberación americana rige los destinos del Brasil y acaba de enfrentar una huelga petrolera que duró cerca de 30 días.

COROLARIO

Absorvido el movimiento contracultural por el sistema, la psicoterapia quedó sin bases de sustentación, porque Perls no fue prioritariamente a pregonar la Gestalt a Harvard sino a Esalem, y esto no es una crítica sino una observación.

POSTMODERNISMO

Hoy en los 90 sentimos desde esta época signada por lo postmoderno que lo que parecía que eran respuestas no eran respuestas.

Aceptémoslo, estamos en la dramaticidad de lo irresuelto. La denuncia de los años sesenta sigue tan vigente o más pero los caminos de resolución no fueron satisfactorios.

Vivimos una época en que se siente que se perdieron las referencias, las certezas se debilitaron, las ideologías murieron.

La abundancia de algunas regiones se acelera pero el futuro está definitivamente deshumanizado.

Habitamos una época donde la sensibilidad y la creatividad del hombre hablan sobre la incertidumbre frente al mundo.

La modernidad se cayó, se agotó el proyecto que la sostenia, el hombre se siente vacío y el progreso tecnoindustrial agudiza cada vez más las diferencias materiales y presagia oscuridad. El proyecto moderno no pudo concretarse; más aún los resultados de su cruzada se muestran en las antípodas de lo que anticipaba la Razón como fundadora de todas las cosas. El hombre se siente manejado por las lógicas de lo tecnourbano-masivo-consumista. Todo está regido por los mensajes de los medios masivos de comunicación que le hablan a un hombre que detrás de la pantalla del televisor está indiscriminado y masificado.

Esta es la condición postmoderna, expuesta en el desencantamiento de la existencia, el presente suena a inmodificable y está saturado de mensajes y escenografias huecas.

La situación del hombre actual es una situación de intemperie.

El hombre de los 60 tenía sueños y esperanzas. El de mediados de los 90 esta desencantado y ya no cree en sueños de liberación.

El gran problema de la postura postmoderna es que solo atina a hacer la denuncia. A diferencia de otros momentos de la historia, por ahora no aparecen respuestas. Las que hasta este momento surgieron, aceptémoslo, NO FUNCIONARON. Y la tecnocracia sigue avanzando.

Estamos en un momento de la historia en que buscamos respuestas y no las hallamos. Creo que a la gestalt le pasa lo mismo. La gestalt californiana de los 60, perdió sus comunidades y su contracultura, nació muy atada a un proyecto de cambio social, desde el principio pregonó que no era solo una forma psicoterapeutica, sino también una filosofía de vida. Se puso los ropajes y alentó la postura contestataria. Pero hoy Esalem es solamente un centro de descanso para la "confortable e inhibida clase media de Los Angeles con dificultades de expresión" como dice Latner.

Pero lo que fracasó a mi entender fueron los caminos propuestos por la gestalt sociológica. Y hemos estado tan preocupados por la psicologia que olvidamos profundizar en la sociologia.

Para colmo, le hemos prestado más atención a las técnicas por un lado y tal vez a los caminos comunitarios dificiles de viavilizar por otro lado. Todo esto pudo haber sido bueno en un momento.

Pero nos hemos olvidado de profundizar en la teoría psicológica por una parte y en compatibilizar la teroria sociologica con los momentos actuales, por la otra.

Si volvemos a las fuentes podremos ver, que allí todavía hay mucho. El Perls psicoterapeuta no se equivocó, profundicemos en su visión holística, en su concepción del proceso del sí-mismo como objeto de la terapia, en su postura sobre la teoria de campo y en su visión buberiana del hombre, que creo era mucho más profunda de lo que el mismo admitía y veremos que allí hay todavia mucho campo por estudiar y discutir.

El espíritu de los sesenta no se ha perdido del todo, concuerdo con Pancho, la gestalt como psicoterapia no ha fracasado. Fracasó un proyecto social en el que se embarcó.

Pero entiendame bien yo creo que asumir la postura gestáltica es necesariamente adherirse a una postura contestataria frente al mundo. No se puede ser en gestalt terapeuta de consultorio.

Profundizar más en la gestalt psicológica no supone renunciar a la gestalt sociológica.

Pero creo que la postura sociológica de los 60 necesita actualizarse.

Como tambien creo que los gestaltistas argentinos no nos hemos puesto a pensar demasiado porque la gestaslt acá surgio a mediados de los 70, justamente en una época oscura y violenta de nuestra historia.

Como gestaltistas sabemos que identificarse con uno solo de los polos puede deparar problemas.

En definitiva: seria bueno profundizar más las posturas teóricas y filosóficas de la gestalt; pero son las posturas sociológicas las que necesariamente debemos actualizar.

Yo creo que la gestalt sociológica tal vez puede acercarse a los nuevos planteos de políticas sustentables que sintomaticamente han comenzado a estudiarse en el seno mismo de las Naciones Unidas y que ¡OH CASUALIDAD! responden en mucho al espíritu de las propuestas de Goodman.

Creo que los gestaltistas como psicoterapeutas sabemos de sobra la necesidad de renunciar a nuestro papel de agentes de cambio, tal como lo propone Arnold Beisser, con su fundante teoría paradójica del cambio. Sin embargo en nuestro rol comunitario debemos asumir que ser gestaltista es adoptar necesariamente una postura de agentes de cambio social ya que retomando la idea de Perls en un contexto enfermo ninguna psicoterapia puede ser exitosa.

2 comentarios:

Stefano Gissi dijo...

hola, me gusta mucho el tema de la terapia gestàltica y quiero aprenderla. En lo personal, a veces he logrado tener una "mente fluyente", pues antes solía estar muy autoexigido, o mejor dicho, socio-exigido. Los deseos del hombre son deseos de la sociedad para él, son el ideal social donde se encuentra. Èl cree que ese su deseo, pero no lo es. Y la curación es sustraerse (al menos cuando es necesario) a ese deseo.

Puedes visitar mi blog sobre psicoterapia y cultura.
www.antiobjetos.blogspot.com

Yaro I Starak dijo...

Mi libro " El Riesgo de Vivir" esta ya publicado en Epana.

E-mail: irema@euskalnet.net