lunes, noviembre 15, 2004

Laura Perls

Después de leer una critica injustificada de Claudio Naranjo Superstar hacia Lore Posner (Laura Perls) Aqui una pequeña selección de cosas sobre ella que andan por la red dicen algo de ella ( por lo menos) y de bastantes cosas más:

La deflexión (Laura Perls), se da entre acción y contacto. Consiste en establecer un contacto frío, inocuo, no amenazante; como si se tocaran las cosas con guantes o pinzas para no sufrir daño o quemarse. Es también la expresión atemperada de las emociones: hacerlo "educadamente". No se insulta...se ironiza o se hacen chistes; no se reclama o lucha por lo propio...uno se resiente; no se ama...se "estima". A nivel verbal es bastante claro; los eufemismos son una muestra evidente de la hipocresía deflexiva: falleció por murió; hacer el amor por fornicar, etc. Otras formas son hacerse el cínico, el indiferente, el intelectual, racionalizarlo todo. Su frase es "Tiro la piedra y escondo la mano".


Homenaje a Laura (Carmen Vazquez Bandín) del centro de Teapia y Psicología (CTP)

Biografía

Cómo cerrar asuntos inconclusos: Recordando a Laura Perls en el décimo aniversario de su muerte

Documento word.

Versión HTML


Uno que se encontro con laura dice:

Recuerdo que cuando estudiaba en Cleveland viajé a Nueva York y tuve una entrevista con Laura Perls que me sirvió de gran aprendizaje.


Durante nuestra charla le dije que quería hacer una terapia corporal, "algo con el cuerpo". Me miró y dijo: ¿Hay alguna manera de hacer algo que no sea con el cuerpo? Yo, que estudiaba Gestalt hacía mucho tiempo y estaba casi terminando mi curso en Cleveland, me sentí asombrada de no haber reparado en esta obviedad. Aprendí una lección que ya sabía pero que era, hasta entonces, más fondo que figura. Laura Perls no me preguntó mi historia personal, pero me miró caminar y apoyarme en la pared observándome atentamente. Luego, hizo varios comentarios acerca de mi persona que fueron muy importantes. Mi historia estaba ahí conmigo, en el presente de esa sesión. La revelaban mi cuerpo y mi forma de apoyarme o de no hacerlo. En mi conctacto con el piso y la pared estaba la historia de mis miedos, mis evitaciones, mi fobia y mis bloqueos. El cuerpo no miente.


Yo la miré y le pregunté su edad. Tenía 79 años y era mucho más ágil que yo. Le saqué dos fotos, que tengo en mi consultorio, y le pregunté asombrada, qué hacía para conservar esa agilidad. Me dijo: "Hago Tai Chi". Era el año 1979. Al volver a Buenos Aires empecé a practicar Tai Chi y comprobé que produce una integración del esquema corporal. Es por eso que lo he incluido, junto con Anatomía Vivencial, en los cursos de Gestalt, conde parte del entrenamiento consiste en recobrar la percepción de nuestros sentidos corporales, esa obviedad olvidada.


En ingles:

In Memory

Entrevista con Laura Perls ( alguna si que hay)